Errores en Exportación: Sin Compromiso no hay Proyecto

Fecha

Comparte esta publicación

Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Iniciar un proyecto de Exportación es una decisión de alcance para tu empresa. Para garantizar su éxito, debemos atendernos a muchos aspectos. La internacionalización es un proceso de medio-largo plazo el cual requiere de una inversión continua y una gran flexibilidad para adaptarse a los mercados objetivos.

La realización de un proyecto de Exportación es una decisión de gran alcance para tu empresa. En efecto, para lograr el éxito se debe tener en cuenta que se trata de un proceso a largo plazo.

Por ello, un proyecto de dicha envergadura requiere de un compromiso inalterable por parte de la empresa. Si no existe una voluntad de inversión continuada y de flexibilidad empresarial para adaptarse a los mercados objetivos, el proyecto fracasará.

Así pues, para garantizar un buen funcionamiento, y su futuro éxito, en los mercados internacionales debemos tener claros muchos aspectos. Además, debe serlo desde su fase inicial.

Decisión Estratégica Consensuada

La decisión de iniciarte en Export tendrá un gran impacto en todos los ámbitos de tu negocio. Tu capacidad económica, tu capacidad humana, tu capacidad logística, o bien tu capacidad productiva puede verse alterada por completo.

Por todo ello, es básico contar con una decisión estratégica consensuada teniendo en cuenta todas las partes implicadas.

Naturaleza de un proceso a medio-largo plazo

Los resultados en Exportación pueden ser el elemento que más puede tardar en aparecer. Ser conscientes de ello será una condición necesaria para Exportar.

La apertura de mercado, el conocimiento de ellos, la identificación de los actores, establecimiento de nuestra marca, entre otros factores, conlleva tiempo.

En definitiva, los resultados no aparecen de la noche al día. Por el contrario, se tratará de un proceso a medio y largo plazo. Será entonces, cuando los resultados aparezcan.

Inversión Continua

De acuerdo con su naturaleza a medio y largo plazo, la inversión de la empresa en el proyecto deberá formularse de una forma continuada.

A lo largo del proceso de apertura se requerirán distintas acciones en inversión. Efectivamente, la compañía debe estar preparada para hacer frente a ciertas inversiones. Muy difícilmente se logrará consolidar tu producto en un mercado extranjero sin una inversión previa.

Gran flexibilidad para adaptarse a los mercados objetivo

La evolución del Proceso Export puede resultar volátil. La realidad de los mercados objetivo puede variar respecto nuestras previsiones.

En consecuencia, deberemos adaptar nuestra estrategia de acuerdo con la realidad propia de cada mercado y de cada país. Nuestros objetivos se verán redefinidos según el contexto de cada mercado.

Diagnóstico previo de viabilidad

Para realizar exitosamente un proyecto de Exportación debemos identificar y analizar debidamente todas las partes que entran en juego.

Preguntas tales como si nuestro producto o servicio es exportable; disponemos de capacidad productiva y logística suficiente; herramientas comerciales indicadas; preparación del equipo humano; implicación de gerencia en el proyecto; o bien si disponemos de recursos suficientes, son necesarias para un correcto diagnóstico previo de viabilidad.

Actitud, Planificación e Integración del proyecto en la empresa

En resumen, Exportar se trata de un proyecto integral que tiene efectos en todos los ámbitos de nuestro negocio. Así pues, debemos considerarlo de acuerdo con su importancia.

La internacionalización es un proceso de medio-largo plazo el cual requiere de una inversión continua y una gran flexibilidad para adaptarse a los mercados objetivos.

Más
Articulos